¿Dónde buscar amigos y encontrar y conocer a otras personas?


La necesidad humana de compartir cosas es evidente.
Carmen Martín Gaite (1925-?) Novelista española




Esta es una pregunta que empecé a hacerme en mi adolescencia. Hasta ese momento, infancia y pre-adolescencia, mis relaciones sociales estaban basadas en la proximidad física: mis amistades eran otros niños de mi misma edad que vivían en urbanizaciones próximas a la mía. Se formó un grupo de chavales con una destreza física importante, capaces de trepar árboles, saltar muros, correr y practicar deportes con mucha facilidad. Yo, con mi escasa coordinación y mi endeble psicomotricidad, a duras penas podía seguir el ritmo. Mis intereses y capacidades estaban más cerca de los libros que de las peleas, de los enigmas y acertijos que de tirar piedras, más cerca de los tebeos y cómics que de la captura de gatos... Como puedes imaginar, esto me provocaba dificultades de integración social.

No fue hasta años después cuando comprendí lo que estaba haciendo mal: había dado por hecho que mis amigos son "las personas que tengo cerca" en lugar de "las personas que son afines a mí". La afinidad es lo une a las personas, no su proximidad geográfica (a veces van de la mano, pero esto no es una regla exacta). Me costó años darme cuenta de que había estado empeñado en comportarme de acuerdo a los hábitos y normas de un grupo social intentando adaptar mis capacidades e intereses, que no iban en absoluto en esa línea.

No cometas el mismo error. No intentes "hacer migas" forzosamente con las personas que tienes alrededor. Tus vecinos, tus primos, tus compañeros de trabajo, los otros padres del colegio de tus hijos, etc... no tienen necesariamente que ser afines a tí. Esto no quiere decir que no pueda surgir esta afinidad, que no pueda aparecer una relación extraordinaria con personas de tu entorno. Claro que puedes tener afinidad con las personas de tu entorno. Pero la clave está en la afinidad, no en la proximidad.

Entonces, ¿qué hacer para aumentar el circulo social? A la vista de lo comentado sólo hay un camino: buscar personas afines a tí. Tendrás muchas más posibilidades de que surja una chispa, una relación especial, un grupo compacto de personas, si se comparten gustos, intereses, aficiones, capacidades, ideologías...

Busca siempre personas con las que tengas cosas en común.

Para eso tienes que empezar por conocerte a tí mismo. ¿Qué te gusta? ¿Cuales son tus aficiones? ¿Haciéndo qué te sientes cómodo? ¿Qué intereses tienes en la vida? ¿Tienes aptitud para el deporte, para la música, para el arte, para la lectura...? ¿Tienes una ideología definida? ¿Una religión? ¿Una vocación solidaria? ¿Un hobby? ¿Te identificas con algún grupo social? ¿Con alguna tribu urbana? ¿Se te dabien algún juego? ¿Algún videojuego? ¿Se te da bien la informática? ¿Te consideras o te consideran friki? ¿De algún tema en concreto? ¿Te atrae el , mar, la naturaleza o los animales? ¿Los deportes de aventura, los individuales, o los colectivos? ¿la cocina y la gastronomía?

No olvides preguntarte por tus propias aptitudes y capacidades. ¿Tienes destreza física? ¿Se te da bien el deporte? ¿Tienes capacidad intelectual? ¿Eres una persona habladora o callada? ¿Eres líder o prefieres que te dirijan? ¿Tomas la iniciativa?

Siéntate contigo mismo y responde a todas estas preguntas. Coge un papel y un lápiz y responde por escrito.

Cuando hayas terminado, repasa la lista. Tienes ante tí lo que tú eres, tus intereses, tus capacidades. Y quieres relacionarte con personas similares. ¿Dónde estan las personas que cumplen las características que tienes en la lista?

La respuesta es clara: debes buscar actividades relacionadas con la lista. Las personas se agrupan en sociedades, colectivos, grupos que realizan determinadas actividades. Debes encontrar el tipo de actividad que se ajusta a tus preferencias.

Por ejemplo, si en la lista tienes escrito que te gusta la naturaleza y tienes resistencia física, quizás te atraiga practicar senderismo. O si tienes vocación solidaria y se te da bien el trato con niños quizás te guste colaborar en una ONG infantil. O si te gusta la música y tienes aptitudes para aprender, tal vez te atraiga apuntarte a cursos en el Conservatorio Musical.

Lo que intento decirte es que la mejor forma de conocer a personas es hacer cosas que os gustan a todos en grupo. Y la lista que te he dado te ayudará a elegir (si no las sabías ya de antes) las actividades en las que más cómodamente te vas a sentir y en las que tienes más probabilidades de conocer a personbas afines a tí.

Una vez que tengas elegidas las actividades que te gustan, debes buscar dónde practicarlas. Consulta en la Administración Pública de tu ciudad o de tu país, en el Ayuntamiento, en el Instituto de la Juventud o de la Mujer, en el Ministerio de Igualdad o en Asuntos Sociales; consulta las guías telefónicas de tu localidad; busca en Internet con el nombre de la actividad y de tu zona. Pregunta a conocidos, no dejes de buscar hasta encontrar dónde se organizan actividades relacionadas con tus gustos y aficiones.

Recuerda: para aumentar tu círculo social, debes intentar relacionarte con personas con las que tengas cosas en común. Para ello, lo mejor que puedes hacer es identificar sociedades, colectivos, agrupaciones, clubes que orgamnicen actividades relacionadas con tus gustos y aficiones. Con ello obtendrás doble beneficio: disfrutarás realizando las actividades que te gustan y conocerás a personas con tus mismas aficiones con las que tendrás más probabilidades de fructificar una relación duradera.

5 comentarios:

  1. yormiranda99@hot mail.com5 de noviembre de 2010, 17:35

    esta ecelente siento que me es de mucha ayuda.

    ResponderEliminar
  2. MUy muy bueno!
    Así es! gracias por hacermelo notar

    ResponderEliminar
  3. Gracias

    1- Anótese en un gimnasio. De esta forma matará dos pájaros de un tiro. En primer lugar, logrará estar más activo y en mejor estado físico. Pero además, los amigos o pareja que usted pueda encontrar aquí, serán probablemente muy sanos, atléticos y atractivos. Usted se verá y se sentirá mejor al mismo tiempo.
    2- Anótese en un curso, de cualquier tipo. Nuevamente, le presentamos una táctica que le brinda dos beneficios por un mismo esfuerzo; aquí, usted aprenderá algo nuevo y hará nuevos amigos o parejas con similares intereses. Las conversaciones y relaciones serán mucho más fáciles si todos tienen algún punto en común.
    3- Asista e inscríbase en los museos. Muchos museos tienen actividades y acontecimientos especiales, a los que sólo pueden acudir sus miembros. Inscríbase como miembro y asista a estos eventos y reuniones, integrados sólo por gente muy culta.
    4- Organice reuniones con sus ex compañeros de la secundaria o universidad. Allí podrá volver a tomar contacto con sus antiguos amigos y, quizás, tomarse revancha con aquélla chica o chico que tanto le gustaba, y que ahora se encuentra separada/o...
    5- Diríjase a los mercados de pulgas y a las ferias de antigüedades. Además de poder encontrar objetos muy valiosos a precios muy reducidos, podrá encontrar personas muy interesantes.
    6- Cómprese un perro y sáquelo a pasear. Dé todas las vueltas que sean necesarias, por la calle, las plazas y la costanera, hasta toparse con alguna persona del sexo opuesto que también esté sacando a pasear a su perro. Los perros comenzarán a jugar entre sí, por lo que tendrá una buena excusa como para comenzar a charlar...
    7- Anótese en un club literario. Averigüe en la biblioteca de su ciudad en dónde se pueden tomar estos cursos. Leer libros y compartir estas lecturas, es una de las formas más románticas de conocer otras personas.
    8- Tome algún trabajo voluntario. En medio de la actual crisis económica, las organizaciones no gubernamentales están totalmente necesitadas de gente que pueda colaborar con ellas. Allí, podrá encontrarse con gente muy bondadosa, además de experimentar la hermosa sensación de ser solidario.
    9- Organice una fiesta. Pídale a sus amigos que inviten a su vez a sus otros amigos. Allí podrá conocer nuevas personas, dentro de su propio ámbito.
    10- Arme algún negocio donde tenga que atender al público. Además de poder ganar dinero, entrará en contacto con mucha gente de su barrio.
    11- Inscríbase en alguna asociación profesional. En el caso de que posea algún diploma, podrá ser parte de alguna institución que nuclée a todos los profesionales de su campo. Allí, en sus cursos de actualización o debates, podrá conocer a otra gente muy culta.
    12- Juegue algún deporte. ¿Solía gustarle jugar al fútbol o al voley? ¿Por qué no retomar esa vieja pasión? Muchos clubes tienen equipos integrados sólo por “seniors”, así como otros programas atléticos especiales para adultos. El voley, el tenis y el golf, son los deportes más comúnmente practicados por adultos.
    13- Concurra a eventos deportivos. Los acontecimientos deportivos, pueden hacerle pasar un gran momento de diversión y vincularlo con otras personas. Los partidos de fútbol, básquet, voley, béisbol o cualquier otro deporte que sea de su interés, tanto a nivel profesional como amateur, pueden ser una muy buena ocasión para encontrar nuevas personas con las que relacionarse.

    Hay más lugares y trucos en http://foros.biomanantial.com/sitios-donde-podemos-conocer-gente-hacer-nuevos-amigos-vt12623.html y en http://www.enplenitud.com/veintiun-lugares-donde-encontrar-amigos-o-una-nueva-pareja.html

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. La forma más sencilla es apuntarte a una web donde puedes buscar gente nueva que quiere tal como tu intercambiar sus aficiones, crear actividades como senderismo, escapadas, quedadas de amigos, y pasar tiempo juntos.

    ResponderEliminar
  5. A mi antes me apasionaba la política, ahora ya no tanto, supongo que me he dado cuenta de que se siente en cada cuerpo definido por ellas. No he cambiado de parecer, pero un día decidí dejar de hablar de ello.
    Yo antes no creía en Dios pero ahora mis mejores amigas son las golondrinas.
    Siempre me gustó viajar pero nadie intuyo que a falta de pan lo hiciera a través de Internet.
    Antes me preocupaba mucho por los demás hasta que me di cuenta que no hacerlo me aportaba los mismos beneficios.
    Los valores son fácilmente perceptibles a menos que prefieras guardarlos en silencio para ver un poco los de los demás.

    ResponderEliminar

Colabora

Si te gustó este artículo y crees que puede ayudar a más personas, puedes colaborar con nosotros de dos maneras:

1) Pulsa en los botones de compartir en facebook, twitter, etc... De esta manera ayudarás a difundir este contenido y que más personas puedan beneficiarse de él. Esto es totalmente gratuito para tí y ayudarás a muchas personas.

2) Si de forma voluntaria y altruista quieres ayudar al sostenimiento de esta web, puedes

HACER UN DONATIVO
(recuerda que es totalmente voluntario)